Deia, Llucalcari y Cala Deia

cala deia

Deià, Llucalcari y Cala Deià son tres lugares perfectos para el visitante que busca la calma. Por la belleza mediterránea incalculable, el aire limpio, el mar azul y las montañas de la mágica “Serra de Tramuntana” besando la orilla del mar, este enclave de la “Costa Nord” s eha convertido en un lugar de peregrinación de un sinfín de artistas que llegaron allí guiados por el influjo que sedujo al escritor Robert Graves, reconocido hoy como un habitante del pueblo de Deià más, por su gran aportación a este lugar del mediterráneo.

El pintor Gertude Stein decia “Si puedes soportar el paraiso, ven a Mallorca”. Acompañada de un joven escritor promesa de la literatura, Robert Graves. Graves y su familia se mudaron a la isla en 1932. Si Stein consideraba Mallorca el paraíso, para Graves Deià era el Edén. Al llegar a Deià, el escritor compró la finca de “Ca’n Alluny”, de lugar que ya no abandonaria. Allí escribió su conocida novela “Yo Claudio” y fue visitado por grandes estrellas de cine como Ava Gadner que en definitiva convirtió a Deià en un centro cultural en el cual, con el tiempo, llegaron otras grandes estrellas del cine, como Michael Douglas, músicos como Michael Oldfield, Sting, aristócratas como Lady Di, etc… Si algo tiene Deià y toda la zona de la “Costa Nord”, es que conserva prácticamente intacta su belleza con orgullo y afán por mantener su aspecto.

Para llegar a Llucalcari, deberás atravesar el núcleo urbano de Deià, por el cual recomendamos un paseo, y transcurridos unos tres kilómetros encontrarás un desvío a mano derecha. Por allí se accede a Llucalcari, desde donde podrá llegar a pie a Cala Deià y bañarse en sus cristalinas aguas y gozar de pescado del día en el pequeño restaurante “Ca’s Patró March”, en un ambiente muy marinero y sencillo que no estropea para nada la belleza de la cala, al contrario, la dota de más encanto.

Llucalcari se encuentra muy cerca de la casa de Robert Graves(“Ca n’Alluny”). Se trata de un pequeño pueblo de no más de 20 o 30 casas antiguas. A Llucalcari se lo conoce también como la calle repleta de higueras, buganvillas, cipreses y palmeras que se asoman entre casas mediterráneas y persianas verdes con vistas al mar…

En Llucalcari se puede ver una flecha pintada, ésta indica el camino entre las típicas paredes de piedra, que indican el mar. Desde alli llegaremos a “Es canyaret”, una pequeñísima cala contigua a “Cala Deià”, donde podrás gozar de una veta de agua dulce procedente de la montaña. Tanto esta calita como Llucalcari, conforman un lugar mágico, un rincón especial, dentro de la “Serra de Tramuntana”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s